La quinta etapa del Camino Francés, directa a Santiago de Compostela


Describir lo que he sentido al oír el despertador a las seis de la mañana se me hace complicado. «Quiero 5 minutos más para dormir ¡aaaaaah!. Bromas aparte, me levanto como un fuelle. Una energía sobre humana había borrado todo vestigio de cansancio, dolor o apatía. Soy como Rambo: «No siento las piernas». 🤣😂😭🤣😂😭🤣😂 AntesSigue leyendo «La quinta etapa del Camino Francés, directa a Santiago de Compostela»